Accesorios decorativos

Por Alicia Jimenez Sanchez 07 oct, 2017

Las plantas son las grandes aliadas de la decoración, no solamente limpian el aire y relajan la vista, la frescura y naturalidad que aportan a una habitación hacen que no necesites mucho más para decorar con ellas. Me diréis que todas se os mueren y que no aguantan mucho, que no tenéis tiempo o que os da pereza cuidarlas. Una vez que os libréis de esas leyendas urbanas, ya no pensaréis lo mismo, los beneficios que aportan a la decoración superan con creces los pocos minutos que requieren cada planta cada 1 ó 2 semanas, supera con creces esos pequeños inconvenientes.

La clave para que las plantas de interior aguanten es que encuentren “su sitio”. Cada una tiene el suyo, una vez que lo encuentran, os pueden durar muchísimo tiempo. Formarán parte de vuestro ambiente y serán agradecidas, pero la clave es esa, que encuentren su sitio. Y eso os lo digo yo por experiencia propia, tengo plantas que han sufrido varios traslados y ahí siguen, con pocos cuidados porque como a vosotros también me cuesta cuidarlas, pero eso sí de vez en cuando, tierra, abono y riego lo necesitan.

Otra de las claves, es qué planta elegir para que nos duren. En este post encontrarás consejos para decorar con ellas y cuáles son las que os pueden aguantar mejor.

PLANTAS. ¿CUAL COMPRO?

  • FICUS ELASTICA

 Necesita poca luz y se ha de pulverizar con agua una vez por semana.


Por Alicia Jimenez Sanchez 07 oct, 2017

Si, señores y señoras, “Alicia en el país de las Maravillas” lo tenía muy claro. Atravesar el espejo significaba ir a un mundo de magia y de lo “que parece no es”. Y es que algo parecido ocurre con los espejos, tienen la habilidad como sabéis, de ampliar la luz, reflejarla e iluminar cualquier espacio. Para mí, esto es magia. Porque….¿Quién necesita cuadros cuando la imagen del espejo te refleja un paisaje bonito?.

Pero para que la imagen del espejo, te devuelva lo más “hermoso y bello”, como en el cuento de “Blancanieves”, son necesarias algunas pautas para saber cómo y dónde colocarlos.

Además del espejo en el cuarto de baño, hay múltiples posibilidades para colocar espejos en la casa e incluso combinación de espejos. Pero claro, no sirve cualquier sitio o lugar. Debemos tener en cuenta algunas pautas antes de colocarlos para que surja la magia.

Lo más normal es que los espejos se encuentren en recibidores, salones, pasillos, vestidores o dormitorios.

Por ejemplo, en el salón de forma perpendicular a la ventana, hará que refleje la luz que entra e iluminará más el salón. Si tu salón es neutro, un buen marco no sobrará y el espacio ganará personalidad.

En el salón es mejor no poner los espejos enfrente de sofás o sillones. Podemos no relajarnos o podemos sentirnos incómodos si nos vemos reflejados en ellos. Por otro lado, las paredes del salón es un buen lugar para colocar combinaciones de espejos en alguna pared vacía. No sólo es un recurso decorativo estupendo, sino también iluminará la estancia y dará un toque muy elegante. Si añades diferentes marcos de similar estilo, aportará alegría y diversión a la estancia.

Por Alicia Jimenez Sanchez 07 oct, 2017

Entiendo poco de arte, me encantaría reconocer los diferentes estilos de las diferentes épocas, estoy en ello, pero se necesita ser un experto y tiempo y estudio de los cuadros para lograr interpretar los diferentes matices de un cuadro.

No obstante, como la mayoría de nosotros no podemos tener arte en casa, al final es una cuestión de que algo te entre por los ojos o te transmitan sensaciones y que cueste poco. Puedes encontrar un cuadro en cualquier tienda de decoración que te transmita alguna sensación o te recuerde algo o te diga algo.

Hasta ahí todo bien. Bueno todo bien si sabes cómo colocarlo. Porque en ocasiones, llegas a casa con el cuadro o los cuadros y te preguntas ¿dónde lo pongo? ¿Cuál es el mejor sitio? ¿pegará en el salón?. ¿Cuántas preguntas verdad?. Vamos a ver si te puedo ayudar. Aquí van estos prácticos consejos.

1.- Medidas justas

Las medidas justas: dibuja un eje central, a unos 160 cm del suelo (la altura de los ojos) que te ayuda a centrar los cuadros de la composición. A 45 cm del sofá no se ve muy pegado ni muy separado. Siempre debe estar más separado del techo que del mueble ¿y entre ellos? Deja como mínimo 10 cm. Cuánto más grandes son las obras, más distancia debe haber.

Por ejemplo, si estás pensando en ponerlo encima del sofá, ten en cuenta que si tanto vas a poner uno o dos, su tamaño no puede ser mayor que el ancho del sofá. Hay que colgar los cuadros centrados al sofá.

2.- Temática, estancias, orden y composición

Cualquier estancia de la casa puede ser susceptible de ser decorada con una original composición de imágenes, pero el salón suele ser uno de los lugares más idóneos al contar generalmente con más luz y espacio para ello. La opción más lógica pasa por crear una combinación de cuadros de una misma temática pero en diferentes marcos y tamaños, por ejemplo una temática sería una composición con retratos o fotografías.

La clave es colgarlos como si se tratara de una sola obra compuesta de varias piezas. Si quieres mantener un orden y darle más unidad a la composición, selecciona imágenes del mismo tamaño y colócalas de forma ordenada, de manera que parezcan casi un único elemento visual, De esta manera, la composición será estética y tendrá sentido. Esto no significa que tanto las obras, como los marcos y los tamaños tengan que ser iguales ni similares, si no que estéticamente queden bien unas al lado de otras

Le daremos también cierto orden a nuestra composición si optamos por enmarcar los cuadros de una manera similar.

A continuación múltiples ideas para crear una composición de cuadros.

Puedes marcar con cinta en la pared para estar seguros de dónde lo colocarás y si quedará bien antes de taladrar. Y otra cosa que tienes que tener en cuenta es que debes tener en cuenta la proporción del cuadro porque tan malo es quedarse corto como elegirlo demasiado grande respecto al mueble donde lo quieras colocar. Prueba primero dónde lo vayas a poner. Piensa que los colores claros de un cuadro siempre se verá más pequeño de lo que en realidad es.

Otra regla es que un cuadro o fotografía en colores suaves puede colocarse combinado con otros elementos ya sean cuadros, fotografías, objetos decorativos y se percibe e interpreta bien desde una distancia corta, ya que permite distinguir mejor sus tonalidades y sus formas.

Share by: