Ampliar espacios

Por Alicia Jimenez Sanchez 24 sep, 2017

La mayoría de nuestras casas son pequeñas, más o menos, la media ronda entre los 75 a los 90 cm². Pero una casa no debería medirse por los metros cuadrados, sino por el uso y la distribución que de esos espacios hacemos. En ese sentido, observar todos los rincones de nuestro hogar para aprovecharlos al máximo, es casi de obligado cumplimiento.

Otros de los aspectos que pueden hacer que tu piso parezca más grande es la pintura o los accesorios que pones en ella.

La tarea puede ser complicada y las claves para el aprovechamiento y la decoración de un piso, en principio, puede ser difícil de observarlas a simple vista, pero después de este post, espero que lo veas más claro, que te iluminen las ideas y comiences a pensar cómo puedes modificar tu casa para hacerla más grande o al menos, que la sensación visual de amplitud al espacio.

  1. Elimina lo que no necesites . Elimina muebles, accesorios, cosas que no utilices. Seguro que tus necesidades han ido cambiando. No puedes acumular los peluches de tu hijo, si tiene ya 20 años. Aunque no lo creas, tenemos más síntoma de Diógenes de lo que parece. Olvídate del sillón de tu abuela, aunque tu corazoncito te diga que “no”, la cabeza te ha de decir que “si”. Con pisos pequeños se ha de ser más práctica que romántica.

  2. Elimina los muebles que impidan una buena circulación o que bloqueen la entrada de luz. Quita cortinas opacas que no dejen pasar la luz, pon cortinas con poca trama (lino y algodón) para potenciar la luz natural al máximo, pintando de blanco o bien poniendo cristaleras o espejos que dejen pasar la luz. Muebles rectos y lisos para que la luz circule mejor, sin tiradores. En color madera clara y blanco, la luz rebota en lo muebles y se refleja. Los muebles lacados también reflejan mucho la luz. Pero no los pongas todos en el salón, combínalos Los sofás oscuros se “comen” el color, mejor colores neutros. Si tienes poco espacio, también es interesante muebles “doble uso”.

  3. Colocar los muebles : de forma que aligere la zona que quede a la altura de la vista. Lo más voluminoso en el lugar más bajo posible. Que sean todos del mismo estilo y elige uno únicamente que de contraste.

  4. Elimina muebles si son demasiados : haz la prueba de los 3 tercios: divide mentalmente el salón, por ejemplo, en 3 partes iguales, si juntaras todos los muebles cabrían en una solo tercio. Si la respuesta es sí, tienes el número correcto. Pero si es no, mejor que elimines algún mueble. Si está muy llena la estancia, parecerá más pequeña-

  5. Si la distribución del espacio es rectangular pon las piezas grandes en línea, en cambio, si es cuadrada mejor poner las piezas en “L” para aprovechar mejor el espacio.

  6. Pinta los techos : los techos en blanco puro, la luz rebota en él y se expande. Mejor mate que con el brillo se ven las imperfecciones.

  7. Pintar una pared de un tono más oscuro : da profundidad al espacio y parecerá tener más metros.

  8. Puertas en blanco : si tus puertas son oscuras, plantéate pintarlas o cambiarlas en blanco, pero como es caro, únicamente en el caso de puertas oscuras que “pesen” en la decoración.

  9. Accesorios y telas : cojines en colores pastel, neutros, verdes son muy luminosos, estampados pequeños. Tejidos en seda y terciopelo. La fibra en las alfombras, el cristal o los detalles metálicos. Cortinas en blanco, ligeras o colores neutros, si las eliges del color de la pared se “fundirán” en ella. También el sofá y la ropa de cama se ha de elegir de colores claros, neutros o blancos. Evita la mezcla de estampados. Los geométricos se han de elegir pequeños, muy grandes darán sensación de movimiento.

  10. Utiliza los rincones y dales uso : colocando un pequeño mueble para el ordenador, una butaca de lectura, un rincón para las plantas.

Por Alicia Jimenez Sanchez 24 sep, 2017

El armario es imprescindible en nuestras vidas, guardamos lo más personal e íntimo en ellos, ropas, zapatos, nuestro vestido de boda, el vestido que reservamos para ocasiones especiales, aquel que nos trae recuerdos…eso es nuestro armario, son recuerdos y presente, vivencias y pasado, abrirlos es meternos en un mundo interior que solo nosotros sabemos, recordamos y disfrutamos….pero ¡qué difícil es colocarlos e integrarlos en nuestros espacios!, tanto que he decidido hacer un post respecto a ellos, dedicado especialmente para todos aquellos armarios con problemas de “integración”.

Imagina que tenemos una habitación con un hueco para la escalera. Está claro que debemos aprovechar el hueco para construir en él un espacio a medida que nos sirva como armario. Los espacios irregulares piden soluciones a medida, si además le pones frente de cristal todo ello se aligerará el doble y no ocupará espacio visual, además en color blanco rozará la perfección. Los colores oscuros, ya lo sabes, empequeñecen los espacios
Por Alicia Jimenez Sanchez 24 sep, 2017

Como en algún post he mencionado, el cuarto de baño ya no es una habitación cualquiera, no es un espacio como se entendía antiguamente de mero paso, sin personalidad, sin adornos o antiestético del que necesitabas huir necesariamente. El cuarto de baño hoy por hoy significa,, un espacio de relax, de paz (aunque no a las 8 de la mañana) , de ritual de belleza. Los colores, los materiales, los accesorios, en resumen; todo el conjunto hace del cuarto de baño una estancia que debemos cuidar al detalle, sobre todo cuando lo reformamos, para que después todas esas sensaciones se hagan realidad.

Un punto muy importante es cómo hacer que con pocos metros tu cuarto de baño se vea más grande. Qué decoración y distribución empleo para conseguir ese objetivo.

Por todo ello, en el artículo de hoy hablaremos de cómo podemos aprovechar al máximo la distribución del espacio de tu baño,, qué materiales y accesorios son los más adecuados en torno a dicha distribución. Siempre teniendo en cuenta de que hablamos de cuartos de baño entre 4 y 8 cm.

Si dispones de poco espacio, lo mejor es plantearte eliminar el bidé y sustituir la bañera por una ducha.

Si eres afortunado/a y en el cuarto de baño tienes una ventana por la cual entra la luz, estás de enhorabuena, disfrútalo y dale protagonismo. Pon la bañera o la ducha debajo del ventanal y para ganar intimidad pon una persiana en lugar de cortina. Si tienes luz, puedes poner el color que quieras en el suelo, incluso oscuro, eso sí el resto de muebles, mejor que sean ligeros y que no ocupen espacio visual. Lo importante es potenciar al máximo la luz y las vistas (si las tienes), con ello ganarás espacio.

Por Alicia Jimenez Sanchez 24 sep, 2017

Hubo un tiempo, no muy lejano que se le daba más prioridad a los dormitorios que a la cocina o al salón. Curiosamente, en nuestra época actual, se ha revertido la situación, hasta tal punto que los dormitorios parecen cajas de cerillas donde apilar todos nuestros enseres y que por más que intentemos tenerlos ordenados, el desorden aparece como si fuera innato de su condición ser así. Y es que cuando yo era más jovencita, las familias tenían más hijos, los dormitorios se hacían más grandes para poder aprovecharlos más, de tal forma (y yo lo he visto con una de mis amigas) podían dormir en un mismo espacio 4 personas. Si además había que sacar espacio para el estudio, armarios, estanterías….la cosa se complicaba más.

Hoy en día y con la natalidad a la baja, los salones y las cocinas se diseñan y construyen para estar y disfrutar de la familia, para poder pasar más tiempo en ellos, las reuniones familiares y de amigos se hacen con mayor frecuencia, vivimos más la casa, y es normal que le demos prioridad a estos espacios.

Sin embargo, no estoy de acuerdo en sacrificar uno en pos del otro, pero como no lo podemos arreglar sin tener una buena cuenta en el banco, propongo daros una serie de ideas para ampliar los dormitorios, con consejos de decoración, sin obras y sin gastar mucho dinero.

Lo primero que debemos pensar es cómo pintar la habitación. Si, inevitablemente los colores cremas, grises, beig, blancos…te interesan, colores neutros, van con todo, no te cansarán, reflejan la luz, son ideales para espacios pequeños. También puedes pintar con colores pasteles (azules, verdes, rosas…) pero el tono ha de ser suave. El techo siempre en blanco, harán más grandes las paredes.

Share by: