Iluminación

Por Alicia Jimenez Sanchez 28 sep, 2017

Sin duda, la luz natural es uno de los elementos principales a la hora de escoger un piso e incluso puede ser un detalle tan importante como decantarnos por la compra o el alquiler.

 La luz realza la decoración, permite observar los colores y sus matices, hace los espacios más grandes, y por supuesto, da alegría a tu hogar y a nosotros mismos. ¿O no es deprimente si en algún espacio de la casa hay que encender la luz durante el día? Ojalá no tuviéramos que hacerlo, pero….¿Quién puede permitirse ese lujo?.

Afortunadamente, todo en esta vida tiene solución, y por ello en este artículo te voy a intentar explicar, cual es la mejor iluminación artificial según la estancia de la casa, para que no eches de menos la luz natural y por supuesto, que sepas distinguir entre una iluminación u otra.

Aunque lo primero que nos fijamos es en la estética de la lámpara y si “nos quedará bien” con nuestra decoración, las características de luminosidad que nos va a proporcionar es tan importante como la propia estética de la misma.

La luz artificial se rige por el Índice de Reproducción Cromática . tranquilos ¡¡¡todos!!! No es una clase de física! Pero al menos conocer un poco, para que después podáis elegir bien, y no se nos quede cara de pez, cuando cualquier profesional, nos explique con sumo detalle, las características de la lámpara que vamos a comprar.

El Índice de Reproducción Cromática es la capacidad que tienen las lámparas para reproducir el color. Si es inferior a 60 es pobre y a partir de 60 es bueno o excelente. Fíjate, porque está en el envoltorio de la bombilla. Y el tono de luz también está incluido en la etiqueta, si tienen 2800-3200 K dan una luz más amarilla y si tienen 3200-4000 K natural y si pasan de 4000 K, blanca.

La luz que da una lámpara, en función de su origen, pueden ser incandescentes (la bombilla de toda la vida o las halógenas) o luminiscentes de descarga (fluorescentes o las actuales Leds). La cantidad de luz que emite una bombilla se mide en lúmenes o vatios que es su equivalente en Leds y cada estancia necesitará un mínimo.

Y en función de qué tipo de iluminación que den se diferenciarán en:

  • Iluminación directa : la luz se dirige completamente a un lugar. Se aprovecha bien pero producen sombras

  • Iluminación indirecta : se dirige al techo y después se distribuye por refracción. Crea ambientes agradables.


Share by: