Muebles con personalidad

Por Alicia Jimenez Sanchez 07 oct, 2017

La personalidad es una cualidad o virtud difícil de encontrar hoy en día. Ese carácter que te hace diferente, esa manera de pensar y de actuar y que puede ser positivo o negativo, pero en cualquier caso no te deja indiferente. Llama la atención allí donde va, allí dónde está. No tiene miedo a mostrarse y a demostrar que es diferente.

Pues haciendo un símil persona vs objeto, os diré que no hay nada que encumbre más una decoración en una estancia que un mueble con personalidad. Lo ves nada más entrar, es la pieza focal de la estancia, ya sea salón, comedor o dormitorio. Apostar por esos muebles es apostar por piezas claves que ganan estilo, que producen admiración y habrá algún caso que también rechazo, pero desde luego no dejan indiferente y es en la mayoría de los casos, el mobiliario hace que tu casa sea diferente.

Yo siempre lo digo, es necesario tener muebles funcionales, tipo Ikea, la verdad es que se utilizan y son prácticos, pero es necesario que estos muebles se combinen con otros menos funcionales por llamarlos así, pero que enriquecen la decoración. No los quieres para el día el día, pero tienen también la función estética de embellecer lo que tu ojos ven cuando entras en el cuarto.

No te de miedo pues, apostar por esas piezas, únicas y con personalidad. Ya verás cómo levantan la decoración y muestra tu estilo más escondido que con muebles funcionales, rara vez lo conseguimos mostrar.

Os muestro algunos ejemplos de esos muebles que aportan estilo.

Una cómoda con cajones pequeños , no nos salvará del almacenaje pero los ejemplos que muestro ahora son un muestra de lo que estos muebles pueden hacer allí dónde se coloquen. Colócalo en un lugar bien visible, ya que es una pieza que merece la pena que luzca.

Imagina de pronto volver al siglo XIX cuando entras en una habitación. Esta es la sensación que produce un Chaise Longe . Difícil de instalar en sitios pequeños, pero si tienes la suerte de poder colocarlo en tu casa, en un rincón del salón o a pie de cama en el dormitorio necesitarás un espacio libre de 155 x 70 cm. Aunque probablemente no utilices esta pieza de manera habitual (no todas son cómodas), es un asiento que enamora nada más verlo. En colores neutros encaja en cualquier estilo.


SOLICITAR SERVICIOS
Share by: